El Banco Central prohibió la venta de pasajes al exterior en cuotas con tarjetas de crédito.

El objetivo es desalentar el turismo a otros países y la consiguiente pérdida de dólares, indicaron fuentes del mercado financiero y de las agencias de turismo.