Por segunda vez en 72 horas un grupo de personas se manifestó frente a la seccional 8va. de policía tras denunciar abusos de autoridad dentro de la dependencia. Algo más de una decena de personas colocó a lo ancho de Gral. Paz 7300 un cúmulo de ramas y neumáticos a los que prendieron fuego e impidieron el paso del tránsito de vehículos por la zona.

El hecho inició alrededor de las las 20:30 cuando hombres y mujeres comenzaron a construir una barricada frente a la sede policial. La protesta alcanzó un momento crítico cuando las llamas, por efecto del viento, amenazaron con alcanzar la vidriera de un comercio.

Vecinos decidieron tomar cartas en el asunto, por lo que salieron con baldes con agua y mangueras a sofocar el foco ígneo, mientras aguardaban la llegada de los Bomberos al lugar.

En rigor, las protestas fueron una continuidad a lo sucedido durante el lunes por la noche. En aquella oportunidad, familiares y amigos de Agustín Alexis Altamirano de 17 años,  aseguran que agentes de la Seccional 8va de la URI golpearon al menor, y que, producto de los golpes, debió ser derivado en estado de coma al hospital José María Cullen.