El intendente de Avellaneda, Dionisio Scarpín, admitió que en la ciudad del departamento General Obligado reina la “intranquilidad” por el futuro de la industria agroexportadora Vicentin. 

Scarpín indicó esta situación “se vive con mucha incertidumbre porque nadie se esperaba que Vicentín se presente en concurso de acreedores. Pero también se vive con la expectativa de que el conflicto se pueda resolver”.

En este sentido, el intendente radical remarcó que hay tres empresas interesadas en Vicentín, pero por ahora la propuesta de pago a los acreedores no fue aceptada por el juez del concurso. “Dentro de este paquete está Vicentin Avellaneda, pero no hay una solución definitiva. Los días pasan y genera intranquilidad en todos nosotros”, admitió. 

El senador nacional electo evitó dar una opinión sobre la situación procesal de los directivos de la agroexportadora y dijo que la Justicia está investigando. “Son situaciones muy complejas de poder investigar. Que la Justicia siga investigando y que actúe como corresponde. No tenemos la información de base para generar una opinión”, añadió.

El flamante Intendente y ahora Senador Nacional Electo indicó que “nadie quiere que Vicentín llegue a la quiebra. El proceso normal es que haya interesados, como ya los hay. La empresa sigue en funcionamiento. No hablamos de una empresa que no invirtió o tiene maquinaria vieja. Todo lo contrario. Las ofertas que se presentaron son pobres y el juez del concurso espera que se mejore la oferta para satisfacer a los acreedores granarios, que son lo que día a día tiene que volver a sembrar y volver a vender. Es su capital de trabajo”.

Por último, Dionisio Scarpín aseguró que se está trabajando para que las industrias que Vicentin tiene en la ciudad de Avellaneda entren en la venta de los activos de la firma a los nuevos interesados. “Sabemos que no son los que más interesan, pero estamos trabajando para que haya interesados para quedarse con las plantas de Avellaneda” concluyó el futuro senador nacional.

Fuente: LT9