Con una imponente retroexcavadora se demolió el monoblock 14 de barrio Acería. La decisión había sido consensuada con lo vecinos que ya fueron reubicados en las nuevas viviendas que se entregaron días pasados.

El Director de Vivienda, José Kerz, confirmó que en los terrenos liberados se proyectará la construcción de nuevas unidades habitacionales de mayor calidad. El trabajo forma parte de un una intervención integral en el barrio, destinado a la relocalización de los residentes de las viviendas agrupadas del plan Nº218 construido en el año 1988 y que presentaban severos daños edilicios y de infraestructura.

Ante esta situación, se planteó la licitación en etapas de nuevas obras, el traslado paulatino de las familias dentro de la misma Acería y la inmediata demolición de los monoblocks deteriorados. Las unidades habitacionales entregadas son de dos dormitorios, cocina-comedor, baño, lavadero y espacio para cochera. Además, cada vivienda está dotada de instalaciones y conexiones de agua potable, cloacas y energía eléctrica y cuentan con instalaciones aptas para gas envasado.

La demolición forma parte de un plan de trabajo que incluye el desarrollo de infraestructura para dotar de servicios al barrio: red eléctrica de media y baja tensión, alumbrado público, agua potable, desagües cloacales, apertura de una calle con estabilizado granular y cordón cuneta.

FUENTE: SM