El sujeto era intensamente buscado desde la tarde de esta domingo luego de una balacera dentro de una vivienda en barrio Scarafía, en la que perdieron la vida tres personas y otras dos resultaron heridas.

El detenido es quien fue sindicado como el autor de los disparos.

La policía logró apresar al sujeto luego de realizar varios allanamientos en distintos barrios de la ciudad, tratando de dar con el principal sospechoso de la masacre.

Quien estaba prófugo es un muchacho que hasta poco residía en la vivienda ubicada en Arzeno 7300, esquina con Padre Genesio, donde estalló este suceso que dejó el fatídico saldo de tres personas muertas y dos heridas, una de éstas de suma gravedad.

Las víctimas

Las víctimas fatales fueron identificadas como Antonio Matías Fernández de 16 años; María Soledad Ingui, de 39; y Omar Amarilla de 37.

En cuanto al herido, éste resultó ser Miguel Hernán Ravelli, de 35 años. El nombrado presentaba dos impactos de bala a la altura del tórax y un tercero en la espalda.

El estado de salud de Ravelli es de sumo cuidado motivo, por lo cual fue sometido a una intervención quirúrgica de urgencia. Quedó internado y su pronóstico es de carácter reservado.

Todos los nombrados presentan impactos de bala, calibre 9 milímetros.

Discusión y muerte

El contexto de este sangriento hecho fue una reunión que un grupo de “amigos” celebraba en el inmueble de Arzeno al 7300 durante la tarde del domingo.

No está claro cuál fue la chispa que inició el incendio. Algunas versiones dan cuenta de que poco antes del desastre se escucharon algunos gritos.

Lo concreto es que en un momento dado, el dueño de casa sacó un arma de fuego y comenzó a disparar a diestra y siniestra contra los demás, con el resultado ya conocido. Quienes llevaron la peor parte fueron María Ingui y el jovencito Antonio Fernández, quienes murieron en el lugar tras ser alcanzados por varios disparos.

En tanto, Omar Amarilla alcanzó a ser trasladado en estado agonizante hasta el hospital Iturraspe donde, al cabo de unas horas, se produjo su deceso.

FUENTES: Realidad10 – El Litoral