El Banco Central volvió a subir la tasa promedio de las Leliq a más de 71,8% anual (NA)

Tampoco ayudó el clima del debate por el Presupuesto 2019, aunque no fue la mayor  preocupación de los inversores. La situación que vive Estados Unidos, donde hubo una fuerte suba de los bonos del Tesoro y el anuncio de que se vendieron menos casas nuevas porque está subiendo el costo de las hipotecas, al tiempo que Wall Street y el Nasdaq perdieron todo lo que llevaban ganado en el año, atenta contra el ajuste monetario argentino.

Los dólares se están yendo de los países emergentes porque sus bonos están perdiendo paridad ante la fortaleza de los títulos norteamericanos.

El S&P 500, el principal índice de Wall Street, bajó más de 3%. Este indicador marca el nivel del VIX, un indicador conocido como «el índice del miedo». El VIX subió 4,5% y se ubicó en 25,23 puntos. Cuando supera los 30 los mercados de riesgo entran en crisis. Hasta la semana pasada no había superado los 20 puntos.

 El índice del miedo, el VIX, subió 4,5% y se ubicó en 25,23 puntos. Cuando supera los 30 los mercados de riesgo entran en crisis

Lo cierto es que la cotización del dólar en bancos y casas de cambio subió 30 centavos (0,80%), a $37,88, mientras el «blue» quedó sin cambios. Pero en el mercado mayorista, el aumento del precio de la divisa fue de 50 centavos a 37,15 pesos.

Detrás de esta suba, estuvo el fracaso de la licitación de Leliq, donde los bancos le pidieron más tasa para renovarlas. El Banco Central rechazó las ofertas más elevadas y decidió cortar en 72,75% anual a 7 días, una tasa que es 0,24 puntos inferior a la del martes. De esta manera, tomó $159.136 millones cuando vencían $ 182.510 millones, a una tasa promedio de 71,869% anual.

Y no cabe duda de que ese excedente fue a buscar divisas porque en la licitación de Letras del Tesoro en dólares (Letes) se renovaron 90,5% de los vencimientos o sea USD 815 millones sobe USD 900 millones. Los inversores que renovaron no pusieron un solo peso o dólar (este bono se paga en cualquiera de las dos monedas), el resto retiró sus divisas a pesar de la atractiva tasa de 5,5% anual a 182 días que pagan estos títulos.

Nueva reducción de las reservas

Las reservas perdieron USD 82 millones y quedaron en USD 48.482 millones porque en el exterior por la caída del euro y las demás monedas, se perdieron USD 51 millones. Además, hubo que pagar USD 5 millones a Brasil y organismos internacionales.

Por supuesto, los bonos en dólares tuvieron una fuerte caída en particular el Bonar 2024, que es el de referencia, bajó 0,88%. La suba del dólar con bonos en baja hizo que el riesgo país tuviera un crecimiento importante de 3,31% y se elevara a 6,87%. Desde el ajuste monetario, el riesgo país aumentó 17 por ciento.

 Los bonos en dólares tuvieron una fuerte caída en particular el Bonar 2024, que es el de referencia, bajó 0,88 por ciento

Pero si sirve de consuelo, Brasil también se vio envuelto por la crisis mundial.

La Bolsa de San Pablo se derrumbó 2,50% y el dólar aumentó 1,30% a 3,75 reales. El dólar subió casi 0,50% frente a las seis principales monedas del mundo.

La Bolsa local perdió 0,71% con negocios por $ 597 millones. Lo más sobresaliente fue la suba de los bancos. Macro aumentó 4,80% y Francés, 5,52%. Las empresas de Gas siguieron en caída libre. Transportadora de Gas del Norte bajó 5,06%. Tenaris perdió 3,77% e YPF cedió 3,18 por ciento.

En Wall Street, solo dos de los ADR’s argentinos, certificados de tenencias de acciones que cotizan en dólares, terminaron en alza: Branco Macro 3,52% y Banco Francés 2,39%. El resto quedó en territorio negativo. La caída más grande fue la de Edenor con 6,80 por ciento.

El panorama para la próxima rueda es negativo

Estados Unidos cerró y quedó complicado: las operaciones del post cierre así lo indicaron. Las previsiones de los balances no son las esperadas y comenzaron a aparecer los costos de la guerra comercial.

La Reserva Federal manifestó que sigue decidida a subir las tasas de interés, lo que afectará a los consumidores que verán encarecerse más sus hipotecas. Por supuesto, los inversores bursátiles que se fueron a bonos del Tesoro, anticiparon esta crisis.

La Argentina es uno de los países más expuestos. Las señales de que se le va a complicar al Banco Central mantener al dólar cerca de la banda inferior, son cada vez más intensas.

FUENTE: Infobae – Realidad10