En el Boletín Oficial de este miércoles la Anmat publicó una disposición en la que prohibe el uso y comercialización de un aceite de oliva extra virgen de la marca Finca San Agustín, elaborado por San Agustín en Mendoza.

Según un monitorio que realizó la Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se determinó que “no cumple la legislación alimentaria vigente”.

Según la entidad tomaron una muestra para analizarla y llegaron a al conclusión de que el producto se encontraba “adulterado” y que no “cumple con las especificaciones en lo que respecta al perfil de ácidos grasos por corresponder a una mezcla de aceites vegetales resultando un alimento adulterado y por consignar en el rótulo registros de autorizaciones de establecimiento y de producto inexistentes resultando ser un alimento falsamente rotulado y en consecuencia ilegal“.

Es por eso que la Anmat resolvió que “no podrán ser elaborados en ninguna parte del país, ni comercializados ni expendidos en el territorio de la República”.

Fuente: Alicia Cober. Corresponsal CABA