El Gobernador Miguel Lifschitz consideró hoy que «no hay más margen para avanzar en el programa de quita de subsidios previsto por el gobierno nacional para la energía eléctrica en la república Argentina».

Lo hizo en una carta escrita de puño y letra y remitida al Ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, que a continuación se transcribe textual:

Me dirijo a Ud. en relación a los incrementos que viene sufriendo la energía eléctrica que tomamos del sistema interconectado nacional, desde el comienzo de su gestión, en función de la reducción de subsidios a la energía dispuesta por el Gobierno.

Entendemos que la recuperación de los costos de generación es un factor importante para poner en funcionamiento el sistema eléctrico, aunque no compartimos la forma ni el plazo utilizados, tal como se lo habíamos expresado personalmente a principios de 2016. Hay sectores productivos que no pueden adaptarse a la nueva realidad tarifaria tan rápidamente, lo que sumado a otras condiciones adversas propias de las economías regionales y de la caída del consumo, los ponen en condiciones de extrema vulnerabilidad.

Además, en esta etapa, también están especialmente comprometidos el sector residencial y comercial.

Desde la provincia hemos acompañado a los distintos sectores afectados desde 2016 con financiamiento, programas de diagnóstico e inversión en eficiencia energética y modificación de las condiciones de contratación con la EPESF.

Hoy creemos que no hay más margen social ni económico para avanzar en el esquema de quita de subsidios previsto en la audiencia pública del 17 de noviembre de 2017, por lo que le solicitamos que durante lo que resta del 2018 no se apliquen nuevos incrementos del costo mayorista.

Además, le solicito que disponga  una disminución de los intereses por el pago fuera de término de la energía por parte de EPESF a CAMMESA de tal manera que podamos trasladar esas condiciones de financiamiento a los usuarios.

Nuestra provincia climáticamente sufre veranos extremadamente calurosos por largos períodos de tiempo y una irradiación solar igual a la de las provincias del NEA, es por eso que pedimos que se beneficie a Santa Fe con una quita de subsidios más gradual, tal cual en gas para las provincias patagónicas, incorporándonos a la propuesta acordada la semana anterior con los gobernadores de la región NEA.

El estado provincial continuará con el apoyo a los sectores productivos con beneficios especiales y también trabajando con la distribuidora provincial y las subdistribuidoras en mejorar su servicio y bajar sus costos, pero realmente creemos que es indispensable que se revea el camino trazado en este tema.

Esperando una respuesta favorable a nuestros pedidos, lo saludo atte.

Fuente: Rosario 3