Los jóvenes asistentes que arribaron este fin de semana se sorprendieron ante la instalación del sistema de cobro para estacionar vehículos en zona de boliches. Si bien el funcionamiento del sistema comenzaría el próximo fin de semana, las dársenas y las máquinas lectoras de tarjetas se encuentran siendo instaladas frente a los locales.

Fuentes municipales admitieron el inicio del sistema, al sostener que la ordenanza respectiva fue aprobada por el Concejo Municipal, incluso la tarifa cuestionada. Al respecto, el costo implicaría el pago de 20 pesos por la primera hora, 90 por la segunda y otros 90 pesos por la tercera, lo que despertó la crítica de los empresarios dueños de boliches bailables de esa zona.

«Tenemos 800 plazas listas y vamos a llegar a 1200», informaron desde el municipio local. El objetivo sería además desalentar el uso del automóvil particular para evitar los problemas en el tránsito de la zona, lo que trae aparejado grandes filas y el peligro de graves accidentes.

Sin embargo, los asistentes a los lugares bailables reclaman una mejora en el servicio de micros que arriban al lugar, al sostener que es de baja calidad y escasas frecuencias.