Pedro Peirone, un hombre que vive en el pueblo de San José de la Esquina (Santa Fe), asegura que un fantasma le hizo dedo en la ruta, le quemó una alfombra de la camioneta y desapareció. «Traje un tipo de Arteaga, me pidió que lo bajara en el cruce del cementerio», cuenta el conductor sobre el curioso fenómeno que -asegura- le tocó vivir en la mañana del lunes.

Según el relato del camionero, se trataba de un chico de 17 años, vestido con ropa de escuela industrial, que relató el episodio ante varias cámaras: «Después de que se baja de la camioneta, siento un olor a quemado espantoso y como vengo asustado con el tema de los autos que se me queman, me bajo a mirar y ahí miro y al tipo no lo veo más en ningún lado. Reviso toda la camioneta y me encuentro con la alfombra de goma derretida, con la forma de los pies. Miro en la tierra a ver dónde se fue y no encontré rastros ni pisadas, como si nadie se hubiera bajado».

«Pensé que llevaba a una persona normal y no sé qué miércoles subí a la camioneta», aseguró el hombre.