«Santa Fe no puede desconocer la realidad nacional en que está inserta»